B

uena alimentación es sinónimo de buena salud. El ritmo de vida de hoy en día, el trabajo, el cuidado de la familia hace que muchas veces escojamos las grandes superficies para realizar nuestras compras de una forma rápida y cómoda. Pero a la hora de comer, notamos como esos tomates no saben a “tomate”, o como esa lechuga no sabe a “lechuga”, o no saben exactamente al sabor que tenemos en nuestro recuerdo.

DE LA VEGA A TU CASA pretende comercializar productos agrícolas de temporada, cultivados por agricultores locales de manera tradicional, así sus tomates sabrán a tomate, y sus lechugas sabrán a lechuga.

La base de nuestro proyecto es la experiencia en la planificación y producción de los alimentos, y ahora además queremos comercializar nuestros productos. De todos es conocido lo injusto que es el comercio con los agricultores, aumentando muchas veces los productos un 300 % o un 400 % de precio con respecto a lo que percibe el agricultor. Todos hemos pagado alguna vez un euro por un kilo de cebollas, por las que probablemente, el agricultor solo recibió algunos céntimos.

 

D

E LA VEGA A TU CASA pretende dotar de mayor justicia a este comercio con un doble objetivo:

En primer lugar que el beneficio de la venta de alimentos no se lo lleven los intermediarios o las grandes superficies, sino quien dedica muchos meses del año al cuidado de las verduras y hortalizas que tanto esfuerzo le cuesta cultivar.

Y en segundo lugar pretendemos que el consumidor, pagando un precio moderado, disfrute de nuestros mejores productos y con gran frescura, porque se lo llevamos directamente desde el huerto hasta su casa.

 

Nuestra misión es clara, llevar hasta tu casa las mejores hortalizas, verduras y frutas, cultivadas por agricultores locales, y sin intermediarios, “desde la vega hasta tu casa”.